Embolización de Malformaciones arteriovenosas cerebrales en Lima Perú

Una malformación arteriovenosa (MAV) es una comunicación entre el sistema arterial y venoso cerebral formando un ovillo de estructuras vasculares anormales a través del cual pasa la sangre rápidamente sin atravesar la red capilar normal, causando un aumento de presión en el sistema venoso.

La mayoría de las MAV son congénitas y el principal riesgo es la hemorragia cerebral, seguido de otros síntomas como las convulsiones, cefalea, déficit neurológico etc; sin embargo, algunas pueden ser asintomáticas y ser descubiertas de forma incidental al realizar un estudio neurorradiológico.

El objetivo del tratamiento es la erradicación completa de la MAV, pudiendo realizarse mediante cirugía convencional, embolización endovascular, radiocirugía o una combinación de ellas. Hasta hace algunos años, la cirugía era la única alternativa para tratar una malformación, la cual logra extirpar la malformación pero conlleva un alto riesgo de secuela neurológica.

La tendencia actual es tratar las malformaciones mediante embolización. Esta técnica mínimamente invasiva se realiza utilizando microcatéteres que llegan al ovillo de vasos anormales, se inyecta una sustancia embolizante que ocluye los vasos de la malformación evitando con ello el riesgo posterior de hemorragia. El procedimiento se realiza en la sala de angiografía digital y dependiendo del tamaño de la malformación se realiza en una o más sesiones, logrando en la mayoría de malformaciones pequeñas o medianas, cerrarla completamente. En malformaciones grandes se logra reducir el flujo sanguíneo y su tamaño para hacerla susceptible de tratamiento por radiocirugía o facilitar su resección quirúrgica.

Otra alternativa en malformaciones de pequeño tamaño, es la radiocirugía, en la cual se utiliza un haz de radiación que se concentra en la malformación previamente delimitada mediante estudios de imagen (TAC, RM, Angiografía), causando el colapso de las estructuras vasculares que la forman. La radiocirugía requiere que la MAV tenga un tamaño aproximado menor a 3 cms por lo que se puede se utilizar un método combinado, realizando embolización endovascular para reducir el tamaño de la MAV hasta hacerla adecuada para su tratamiento radioquirúrgico.